1. La comunicación bimodal: Sistema comunicativo basado en el uso simultáneo del idioma oral (pronunciado o no- en esto la denominación supone un matiz respecto al término habla signada), y de unidades gestuales, extraídas generalmente de la lengua de signos.
  2. La lectura labial: consiste en entender el mensaje de un interlocutor a partir de los movimientos y posiciones de sus órganos articulatorios visibles. Sin embargo, sólo puede aportar una parte de la información fonética y resulta casi siempre ambigua: en efecto, muchos fonemas no se ven y otros presentan idéntica imagen en los labios.
  3. La palabra complementada: es un sistema aumentativo ideado por el Dr. Cornett, en EEUU, en los años sesenta. Su objetivo esencial es conseguir evitar las ambigüedades de la lectura labial y permitir un acceso visual completo a la misma, de tal forma que un niño entrenado en este sistema, pueda recibir y almacenar la estructura fonológica de cualquier palabra desde su primera presentación (Torres, 1988 y VV.AA. , 1992).
  4. La dactilología o alfabeto manual: El alfabeto manual se compone de unas configuraciones manuales que representan las letras del alfabeto. Permite, por lo tanto, escribir “en el aire” las palabras de un determinado idioma. Se trata, pues, de un sistema alternativo al habla pero no al lenguaje, tal como lo es la propia escritura.

Lengua de signos española: son las lenguas o sistemas lingüísticos de carácter visual, espacial, gestual y manual en cuya conformación intervienen factores históricos, culturales, lingüísticos y sociales, utilizadas tradicionalmente como lenguas por las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas signantes en España.

- Referencia: Ley 27/2007 de 23 de octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegos. BOE nº 255

http://comprar-ed.com http://espfarmacia.com